All for Joomla All for Webmasters

Una historia de amor eterno

03 May 2017
(0 votes)
Author :  
Mehmet Ilhan murió recientemente a la edad de 79 años en la ciudad turca de Bursa, tras una larga enfermedad. Fue doloroso para su familia y, en particular, para el pequeño Cesur, el fiel perro Mehmet, de tan sólo 2 años.

Cesur tenía una relación única con Mehmet y pasaron sus días juntos en los dos últimos años de la vida de Mehmet.

Su relación era tan estrecha que cuando Mehmet fue admitido en el hospital, donde se separaron, Cesur se negó simplemente a comer.Cuando Mehmet murió, Cesur estuvo al pie del ataúd en el funeral de su mejor amigo.A lo largo de la ceremonia, Cesur nunca se separó del ataúd, y se sentó allí con la cabeza baja.


Pero esta historia no termina ahí.

Cuando el ataúd de Mehmet fue enterrado, Cesur lo acompañó a la tumba, y fue el último en salir del cementerio. Después del funeral Ali, el hijo de Mehmet, optó por llevarse a Cesur a su casa, donde reside actualmente y donde está bien atendido.

Un día, Ali se dio cuenta de que Cesur había huido. Ali fue a buscarlo y encontró al perro en el cementerio, Cesur se encontraba en la tumba de su difunto dueño. Los empleados encargados del cementerio dijeron a Ali que Cesur venía cada mañana a la tumba de Mehmet.

Sin duda el amor y la fidelidad de un perro a su dueño es para siempre.
2253 Views
Lupita
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…